Gestos que valen más que mil palabras (de origen)

Holiday cardTodavía recuerdo la primera vez que recibí un obsequio de una agencia de traducción. Se trataba de una extraordinaria caja de madera con trufas artesanales confeccionadas por un diminuto comercio local. Estaba tan impresionada por los deliciosos chocolates como por el hecho de que la agencia me hubiera enviado un regalo. Este episodio cambió para siempre mi óptica en cuanto a la relación entre empresas y trabajadores autónomos.

Lo interesante es que, hasta el sol de hoy, no traduzco en promedio más de mil palabras al mes para esa agencia. Ciertamente en el transcurso de nuestra relación laboral he traducido un puñado de proyectos grandes para ellos, pero el grueso de nuestra colaboración se basa en proyectos pequeños; y sin embargo, es evidente que me valoran como contratista, independientemente del volumen de trabajo.

Esto me hizo pensar que lo mismo sucede con mis clientes: no importa qué tan pequeños sean, siempre les envío algo que exprese mi gratitud y que los haga sentir valorados.

Si bien existen magníficas ideas de obsequios que se adaptan a todos los presupuestos –desde cestas de regalo, suscripciones a revistas electrónicas, ediciones electrónicas de libros, accesorios de oficina, la lista se prolonga indefinidamente– la verdad es que, aunque tu presupuesto sea muy limitado, una tarjeta corporativa cumple el cometido, preferiblemente impresa, pero puedes considerar una versión virtual si tus clientes están diseminados por el mundo.

Abudan excelentes servicios de imprenta digital por Internet donde puedes crear tu propia tarjeta corporativa para las fiestas, personalizarla a tu gusto e incluso agregar un logosímbolo (cuidadito con las fotografías, circunscribámonos al ámbito profesional). Estos servicios se encargan de imprimirlas y enviártelas, a ti o a tus clientes directamente. He probado varios y me parece que Simply to Impress ofrece buena calidad, servicio rápido y confiable. Por supuesto, no sustituiría una litografía tradicional, pero el tipo de materiales que usan es excelente, al igual que la calidad de la impresión, sobre todo si tomamos en cuenta la relación precio-valor.

A menudo olvidamos que nuestras acciones –u omisiones– influyen sobre la percepción que tienen los demás de nosotros. Aprovechemos esta época de júbilo para saludar y enviar nuestro sincero agradecimiento a quienes nos rodean, a nuestros clientes y contratistas.

Y para captar el espíritu de la temporada, deseo compartir con ustedes un pequeño tesoro que encontré en el blog de Michael Hyatt, titulado “The Gift of Today”.

Este es mi obsequio para todos ustedes.

¡Felices fiestas!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s